El Club

La razón de nuestra existencia.

Las agrupaciones de simpatizantes de un vehículo son comunes en todo el mundo y nosotros no somos la excepción.

En el caso de las motonetas Vespa, el antecedente más antiguo es el Vespa Club d’Italia fundado en Viareggio en 1949. La Federación Internacional que nos rige tiene sede en Roma y data de 1953.

Los clubes argentinos son seis: Rosario, Buenos Aires, Carlos Paz, San Juan y Córdoba, y Santa Fé, siendo éste último el más reciente, agrupados bajo el Vespa Club Argentina.

A más de medio siglo de su aparición, la Vespa mantiene aún la línea original que la distingue, surgiendo su nombre por la similitud con el abultado vientre de una avispa, y es ese clásico estilo lo que despierta las añoranzas y simpatías de quienes las usamos.

El espíritu que nos anima es la camaradería propia de este tipo de agrupaciones, donde los domingos nos despegamos de las obligaciones cotidianas para encolumnarnos con entusiasmo detrás de objetivos turísticos, culturales y deportivos, y aunque a veces repitamos los itinerarios, lo hacemos con la felicidad de compartir el placer de pasear en nuestras queridas motonetas Vespa.

Estamos contentos y orgullosos por habernos reunido con gente que tiene gustos afines y disfrutar de la naturaleza con el contacto directo que produce la conducción motociclística, e invitamos a los vespistas cordobeses a sumarse a nuestro club sin otra condición que gustar de los paseos, el asado y la camaradería.